Reconciliación con nosotros y los demás

Reconciliación con nosotros y los demás

La reconciliación en el movimiento scout, una grata experiencia, de esas que te dejan pensativo y esperanzado de que las organizaciones,si pueden y tienen un gran papel en la construcción de la convivencia social

 

Al culminar el Curso Básico para Adultos Voluntarios que quieren incursionar en la formación de niñas, niños y jóvenes a través del sistema de formación Scout -Escultismo, realicé una dinámica para dar “Gracias”: los participantes parados y alineados en dos columnas paralelas, dándose la cara, cada uno a un compañero distinto, se les pidió que sin decir palabra, le expresaran agradecimiento a su compañero de enfrente, solamente con la mirada y que sólo cuando sintieran que su compañero  realmente podía percibir ese agradecimiento lo expresaran verbalmente, mi sorpresa, las personas que apenas tenían 12 horas de conocerse , tuvieron el gran valor de mirarse y no decirse palabra alguna por un buen rato, creo que unos 45 segundos y luego de ello se dieron un gran abrazo diciéndose gracias, que duró mucho, mucho tiempo. Lo curioso no quedó aquí… Había personas fuera del salón ajeno a la dinámica que estaban observando y sin solicitarlo entraron al recinto donde esto ocurría e incorporándose silenciosamente para realizar lo que todos estábamos haciendo, que no era otra cosa que abrazarnos y darnos las gracias. El comentario al final de este ejercicio era común entre todos los presentes: “Me hacía falta este abrazo”, “que sabroso es dar gracias”, “deberíamos hacer esto más a menudo”, “hace falta la reconciliación con nosotros y los demás”

Los Dirigentes Scouts estamos en compromiso de reconciliarnos con nosotros y los demás

El valor que yo le doy a esta experiencia, es que definitivamente, estamos los venezolanos, y de ello no escapamos  los Dirigentes Scouts, ante la necesidad de reencontrarnos con nosotros mismos y con el prójimo, que estamos deseosos de reconciliarnos con el otro, de vivir en armonía y tranquilidad, que podamos dirimir nuestras diferencias sin pelearnos y a través de la conciliación.

Vivir en Esperanza, mejor aún en ambición

Somos muchos los que tenemos un interés común de vivir en esperanza o mejor aún vivir en ambición, en entusiasmo, lo que nos permita  escuchar los distintos puntos de vista, desafiar nuestros juicios para abrir nuevas posibilidades y así buscar soluciones que satisfagan a todos. El abrazo, tal vez es el inicio de esta posibilidad, ese abrazo que se da sin restricción, sin juicios injustificados o no verídicos, sería la acción inicial que daría paso a la palabra sincera y respetuosa, a la entrega total pare resolver y sanar.

Todos necesitamos reconciliarnos

Las personas, en mi opinión, tengamos la posición que tengamos en la sociedad o en nuestras organizaciones, necesitamos reconciliación, necesitamos que todos los miembros de una comunidad u organización nos apoyemos, expresar nuestros afectos, y también, nuestras diferencias, y  hacerlo con respeto, con responsabilidad y  así superar las dificultades o saltar a nuevos niveles de desarrollo, siempre buscando el bien común, o como dicen otros el Ganar-Ganar.

reconciliacion-2

La comunicación como estrategia

Los seres humanos, nos diferenciamos del resto de los animales, justamente por nuestra capacidad de comunicarnos a través de símbolos, mientras que el animal solo puede mediante signos naturales. También nos diferenciamos  en la capacidad de elegir y proyectar hacia al futuro, el ser humano puede soñar, fantasear y tener ideales, podemos pensar, reflexionar, analizar y evaluar y para tener estas competencias y realizar acciones necesitamos  sabernos útil, encontrarnos con nosotros mismos y  reconciliarnos con los otros, de no hacerlo así, nos atraparía el instinto animal.

 

Dejar un comentario