El Método Scout, sistema educativo

El Método Scout, es el sistema educativo utilizado para contribuir en la formación de niñas, niños y jóvenes que participan en el Escultismo

¿Qué es el Método Scout?

El Método Scout es un sistema integrado por siete elementos que pretende la auto-educación progresiva del joven que participa en el Gran Juego llamado Escultismo, este engranaje sistemático está presente:

Una Promesa y una Ley:

Eje fundamental del Método Scout, busca que el joven establezca un compromiso personal y con Dios cumpliendo con un código de conducta aceptado voluntariamente. Este código invita al participante Scout a  reflexionar sobre su deber social, personal y espiritual, así como comprender y modelar los valores básicos de convivencia como son: tolerancia, justicia, responsabilidad, respeto y servicio, así como otros como la amistad, y la sinceridad enmarcada en el honor

•Aprendizaje por la acción:

“el niño está siempre listo mas para hacer que para asimilar”. Baden-Powell

El joven que participa activamente en el Escultismo experimenta la forma de afrontar diferentes situaciones y esto lo hace aprendiendo o descubriendo por ensayo y error, por observación misma de sus acciones, muchos Dirigentes Educadores prefieren llamar a este elemento básico de Método Scout como “Aprender Haciendo”, por el enfoque práctico que tiene en si mismo sobre el aprendizaje y que toma de las oportunidades un escenario para adquirir experiencias.

Participación en pequeños grupos:

las personas aprenden mejor cuando lo hacen en compañía de sus iguales.

la pertenencia a pequeños grupos de pares, facilita la integración de los jóvenes a la vida social, permite: identificación rápida de los objetivos, conocimiento profundo de las personas que integran la Manada/Tropa/Equipo, es decir, del grupo al cual pertenecen, sentimiento de libertad, llegar a acuerdos por consenso, respeto a la opinión de los demás y entender que el control social se produzca dentro del propio grupo, proporciona una atmósfera ideal para el crecimiento de los jóvenes.

En las unidades menores, la Manada, niñas o niños de 7 a 11 años, el pequeño grupo lo constituyen todos sus miembros, en otras palabra, la manada misma, la cual esta constituida normalmente por 24 niñas o niños.
En las unidades intermedias, la Tropa, jóvenes ente 11 y 15 años, está representado por la Patrulla, la cual está integrada por 6 a 8 jóvenes femeninas o 8 jóvenes masculinos y en las unidades mayores los grupos (equipos) se
conforman según las necesidades e intereses de los jóvenes en cada momento de la vida de la unidad.

Marco Simbólico:

Son los elementos portadores de un significado, y que identifican a cada niño, niña o joven en la unidad del Escultismo a la cual pertenece, por ejemplo, Lobato, Scout, Rover; las insignias de identificación o del adelanto adquirido por los jóvenes, el uniforme, las canciones, los cuentos y las ceremonias. El marco simbólico permite a los jóvenes de apropiarse de la propuesta del Escultismo y de ser sujetos y no objetos del sistema.
Estos códigos símbolos ayudan a formar una atmósfera accesible a los jóvenes y así desarrollar el conjunto de valores y el propósito del Movimiento Scout
El marco simbólico es diferente para cada unidad, en la Manda, es “Libro de las Tierras Vírgenes”, en la Tropa es “Escultismo para Muchachos” y en el Clan, en Venezuela, el “Río de la Vida”

Adelanto Personal y Progresivo:

Cada joven desarrolla su motivación interna para ser consciente y activamente protagonista de
su propio crecimiento.

Posibilita que cada joven progrese a su manera y a su ritmo de acuerdo a los objetivos educativos correspondientes al grupo de edad; permite que el joven adquiera confianza en sí mismo y que reconozca la progresión alcanzada alcanzada por él mismo.

La Naturaleza

El contacto con la naturaleza juega un papel fundamental en el desarrollo integral del joven, es un ambiente de reto que promueve el uso de la creatividad y obliga al trabajo en equipo para atender las necesidades básicas de los jóvenes, lo motiva a ver la creación de Dios y a reflexionar sobre su dimensión sobre el planeta y su sociedad.

En los espacios naturales el joven se desinhibe y se despreocupa de sus actividades cotidianas, lo cual le permite concentrarse en su auto gestión del aprendizaje.

Apoyo de Adultos

El adulto en el Escultismo es fundamental para adminsitrar el Método Scout por  tres aspectos en particular:

El conductor de actividades:

Asegurar que toda actividad que el grupo realice, se desarrolle eficientemente. Es su responsabilidad asegurarse que el apoyo técnico y la pericia necesaria estén a disposición del grupo en el momento y lugar en que se requiera.

El educador:

Apoyar el proceso de auto-educación y asegurar que la experiencia que extraiga cada joven afecte de manera positiva el desarrollo de sus conocimientos, habilidades o actitudes, para ello debe relacionarse con cada joven  a su cargo individualmente y ayudarlo a identificar sus necesidades de desarrollo, a aceptar tales necesidades y asegurar que tales necesidades sean satisfechas mediante las actividades que se programen.

El facilitador del grupo:

Ser modelo de comportamiento y orientador de la acción de los jóvenes. En las unidades menores el adulto scout debe guiar de manera mas directa a los niños, pues aun requieren de mucha ayuda; en las unidades intermedias conduce el análisis y la reflexión que llevará a los jóvenes a tomar decisiones bien pensadas; y en las ramas mayores es un consejero que interviene en la medida en que los jóvenes lo demanden.

En todos los casos el adulto garantiza que exista una rica asociación de aprendizaje entre él y los jóvenes, basada en el respeto mutuo, la confianza y la aceptación de cada uno como persona.

Un regalo para los lectores

Estoy colocando un vídeo titulado “Introducción del Método Scout” que realizamos el equipo que me acompaña en esta aventura digital, MBDesign, y mi fiel colaboradora Nelkys Fanghella, con el propósito de apoyar la interpretación y divulgación de estos conceptos educativos del Método Scout, espero sea de su ayuda y agrado. Compártelo y no olvides apretar el botón: Me gusta

Mis reflexiones sobre el Método Scout y sus beneficios

Yo crecí viviendo el Método Scout, mis hijos y sobrinos también se beneficiaron de las  bondades que ofrece este sistema educativo, en mi opinión, es una extraordinaria alternativa para apoyar la labor de la escuela y la familia en la educación de los niños, niñas y jóvenes de Venezuela y de cualquier país donde esté presente el Movimiento Scout o Gran juego como lo llamó el fundador; más allá de las habilidades y técnicas para la vida al aire libre y para la vida comunitaria, considero que es una gran escuela de valores y hace a las personas coherentes en su pensamiento, palabra y acción. En muchos países, generalmente desarrollados, donde el factor “valores” tiene especial trascendencia, haber sido Scout es un parámetro de importancia cuando se evalúa una hoja de vida para optar a un trabajo. Humildemente recomiendo el Escultismo como alternativa complementaria de la educación de nuestros hijos

Entradas recientes
mostrando 3 comentarios

Dejar un comentario