¿Quieres lograr una buena fotografía?- controla la luz

 In Arte-Fotografía, José Luis Halmoguera

¿Quieres lograr una buena fotografía?, controla la luz

A medida que adelanto en la emocionante experiencia de la fotografía, puedo percatarme de la importancia de la luz en la fotografía y el arte para lograr una expresión fidedigna o lo mas cercana posible a esa realidad, ese momento especial, que decidimos inmortalizar.

“La luz es la pieza fundamental del arte observacional, al mismo tiempo que la clave para controlar la composición y la narración. A pesar de ser unos de los elementos más importantes del arte visual es el más olvidado”. Dice, Richard Yot, especialista en el manejo de la luz

Conceptos básico de la luz

Partiendo de esta idea quiero compartir con ustedes algunos conceptos básicos para usar la luz en la fotografía como el mejor aliado en esa maravillosa experiencia de plasmar imágenes para la eternidad. Para ampliar el conocimiento y manejar la luz  en la fotografía y el arte es necesario conocer, además de su definición, como es su comportamiento y cómo se convierte en el mejor aliado del artista plástico, del arquitecto, y por supuesto, del fotógrafo; hacer fotografía consiste en registrar la luz que refleja un objeto, persona o escena. La imagen que se logra está estrechamente vinculada al tipo de luz que esté presente a la hora de hacer la toma.

Un mismo objeto o escena presentará una imagen diferente de acuerdo a la hora del día que se tome, o a la fuente de luz que se utilice

Las fuentes de luz

Existen dos fuentes de luz, la luz artificial, aquella que es producida por artefactos expresamente fabricados para brindar luz, y la luz natural, la brindada por el sol y/o el cielo. Aunque el conocimiento y manejo de la luz en la fotografía no es un proceso complicado, es definitivamente necesario observarla para poder comprenderla.

Una vez que aprendemos a observar la luz, descubrimos una dimensión del mundo completamente distinta a la que habíamos estado acostumbrados y mejorará considerablemente nuestra percepción visual y sensibilidad estética.

Las propiedades de la luz que debemos conocer:

  1. Cantidad

En carencia de luz, es decir en un escenario totalmente oscuro, hacer una fotografía es imposible, solamente aparecerá un cuadro negro, en cambio, si hay demasiada luz, la fotografía lucirá en color blanco, sin graduación de los tonos, en otras palabras sobre-expuesta, aparece con “zonas quemadas” y la ausencia de detalles que hacen que la fotografía pierda calidad.

luz-dura

¿Cómo manejar la cantidad de luz?

En presencia de mucha luz se debe utilizar un diafragma muy cerrado, (más adelante hablaremos del diafragma) y utilizar  una sensibilidad (ISO) baja y así evitar la sobre-exposición y que se queme la escena, en estos casos también se puede trabajar con velocidad rápida o con briseras u otro material que filtre la luz.. Cuando la luz, por el contrario es escasa, corre el riesgo de que se capte insuficientemente el material foto-sensible, y allí podemos controlarlo, abriendo el diafragma, utilizar un a velocidad lenta y/o aumentar la sensibilidad.

  1. Calidad

La calidad permite comprender el impacto que tiene si la fuente de luz genera un haz luminoso concentrado o difundido, cuando la luz está concentrada, focalizada hacia el objeto a fotografiar, genera un tipo de luz  denominada: luz dura, se identifica por la clara definición de las sombras. Cuando la luz está presente de manera dispersa o amplia, por ejemplo, la producida por el sol filtrada por las nubes, se le conoce como difusa o luz suave, la cual es más uniforme y no produce sombras claramente definidas.

luz-suave

“…entre más amplio es el haz de luz de una fuente luminosa, más suave es la luz que emite, y entre más angosto el haz, más dura es la luz. Como los haces de una luz amplia inciden sobre el objeto desde muchas direcciones, reducen las sombras y el contraste y eliminan la textura…”

  1. Dirección

Se pueden identificar varias direcciones de la luz: frontal, contraluz, lateral, cenital o nadir.

Luz frontal: esta es directa al objeto o a la escena, es la dirección que ofrece mayor información, sólo que minimiza la textura y el volumen, esto es lo que sucede con el flash de la cámara al colocarse de manera horizontal hacia el objeto a fotografiar, al ser una luz de gran intensidad (cantidad), muy dura (contrastada) y directa, elimina el volumen.

Contraluz: se obtiene contraluz cuando la luz apunta directamente hacia la cámara; produce un profundo contraste entre las luces y las sombras, permitiendo los detalles de lo que refleja. El problema que podría ocasionar el  contraluz son las luces parásitas o flare, los cuales no siempre son un defecto. Muchas veces este efecto de las luces parasitarias se busca intencionalmente, sin embargo, si se quiere evitar, se hace con el uso de parasoles que son colocados en el objetivo.

luz-contraluz

Luz lateral: La luz lateral realza el volumen y las formas y dirige la atención del observador a la textura, la forma o el volumen. Cuando la fotografía está realizada con luz lateral combinada con una luz difusa puede generar un ambiente muy favorecedor.

luz-lateral

Luz cenital: de arriba hacia abajo. Es típica la luz del sol a medio día y sin nubes o también la emitida por una lámpara colocada encima del objeto. Esta luz puede que no favorezca el rostro de las personas, genera sombras acentuadas en las cuencas de los ojos produciendo un efecto de “ojos de mapache”.

luz-cenital

Luz nadir: Esta luz se logra al alumbrar un rostro con una linterna colocada directamente desde abajo, generalmente se utiliza para generar una escena de misterio o terror.

  1. Color

La luz de una vela originará un reflejo muy amarillo, la producida por una lámpara fluorescente será verdosa. El impacto del color de la luz merece relativa importancia en la fotografía monocromática. Una luz cálida (amarilla) nos remite a la idea de una hoguera o del propio sol, mientras que una luz fría (azulosa) estará relacionada con la luz de la luna.

luz-fria

Aunque en el estudio fotográfico se puede calibrar la luz y el color es importante conocer que la luz del sol cambia de color dependiendo de la hora del día: su dominante es cálida con tendencia al violeta y al atardecer la tendencia es al naranja-rojo, la llamada. La mejor forma de controlar el color de la luz es realizando un balance de blanco, del cual hablaremos en otra oportunidad.

Reflexión sobre la luz en la fotografía y el arte:

No cabe duda la importancia que tiene la luz en la vida, así como es capaz de revitalizar a los seres vivos, también es la responsable del color, de la energía y por supuesto de la captura de una buena imagen, prueba de ello es la riqueza que adquiere  una foto, una escultura, una obra arquitectónica e inclusive una pintura cuando se trata con dedicación el uso de la luz, yo todavía aprendo y sigo aprendiendo del comportamiento de la luz en la fotografía, lo que quiero decir con esto, que es importante seguir experimentando con ella y descubrir sus misterios y bondades. Hay otras páginas muy interesantes dedicadas a la fotografía y muestran también como manejar la luz, una de ellas es la de Oscar Fotografía

Es mi propósito compartir información que para mí fue vital para comprender porque una foto sale distinta a como me la imaginé, dar un granito de arena a ese nuevo fotógrafo que se inicia. Si consideras que esta información es útil para otras personas, no olvides compartirla.

Recent Posts
Comments
  • Ruben Rodriguez
    Responder

    Buen post, la luz incide de manera distinta sobre los objetos, esto también varia dependiendo del material angulo de la luz reflexión entre otras, por ejemplo el angulo del espectro solar en caída desde Venezuela no mes igual al de Francia, por ello debemos estudiar y entender las variantes entre luz natural, artificial, y geolocalizacion antes de empezar nuestras tomas.

Leave a Comment

Método Scout en la Manada