Procrastinar, acción de asesinar ideas y el tiempo

Procrastinar, acción de asesinar ideas y el tiempo

El verbo procrastinar, es una palabra muy poco utilizada en nuestro argot, a pesar de ser una acción frecuente entre aquellos gerentes o personas que deben tomar decisiones, y que por miedo o rabia, e inclusive por enfermedad, suelen postergar  actividades o situaciones que deben atenderse con premura o relevancia, dejándolas a un lado, casi siempre sin resolver y sustituyéndolas por otras acciones irrelevantes o agradables para ellos.

Significado de Procastinar

Procrastinar, proviene del latín, donde pro, es la preposición de “hacia adelante, en favor de…” y cras es el adverbio de mañana, significa: acción de dejar las cosas para hacerla mañana o en último momento, muchas veces inclusive para después de vencido el plazo de realización.

En todo caso, procrastinar es asesinar las ideas, paralizar los proyectos, matar el tiempo.

Caracteristicas personales a superar al procrastinar

«Superar el hábito de posponer», propone una serie de características personales, propias de las personas con tendencia a la postergación, dice William Knaus. Estas características personales van desde las irracionales hasta las emocionales, por ejemplo, una persona tenderá a procrastinar, debido a la disminución de su auto estima, al miedo de sí mismo, que lo hace paralizarse frente a las decisiones o el emprendimiento de nuevas acciones, a situaciones nuevas para él.

Miedo al fracaso, conyeva a procrastinar

El miedo al fracaso, evidenciado en la justificación constante y sistematizada sobre un resultado final en la falta de tiempo y sobre tareas o metas donde las garantías de logro son desconocidas, por tratarse de una nueva asignación, la cual se desconoce su proceso y la competencia que se tiene para emprenderla, esto también, es la causa perfecta para procrastinar.

La Soberbia y la rabia, también te llevan a procrastinar

La soberbia, el “yo lo sé”, “así se hace”, es muy común en las personas típicas que tienen como costumbre procrastinar, lo cual hace el alejamiento del resto de las personas.

La rabia, sin duda alguna es una de las emociones que junto al miedo paralizan a los gerentes y/o personas que  tienen como costumbre procrastinar; estas personas se muestran, a no cumplir sus metas o tareas agresivas contra sí mismos y los demás y terminan atrapadas en un círculo de enfado-rebelión que empeora su rendimiento, y por supuesto, la postergación de la acción.

procrastinar-2

¿Procrastinar para quedar bien?, mala idea

Hay otras características del procrastinador, ejemplo de ello, la necesidad de sentirse querido, o el sentirse saturado, en la primera, la persona no actúa o posterga sus decisiones con el propósito de no afectar la opinión que tienen otros sobre él, y son capaces de aceptar todo tipo de demandas con el fin de agradar. El segundo, se muestra en la incapacidad de establecer prioridades, causando sentimientos de ansiedad, estrés, impotencia, inmovilización y fracaso, lo que cierra un círculo vicioso del que no se puede escapar

¿Quieres ser llamdo procrastinador?

Procrastinar es una acción que puede convertirse en un adjetivo  horrible cuando es frecuente y forma parte de la personalidad de un líder, esto afecta, no sólo el comportamiento sobre las situaciones, sino también, su imagen y la de la institución a la que pertenece, ya sea, su familia, su empresa, su comunidad o su organización, ser reconocido como un “procrastinador”, en mi opinión, es ser visto como el asesino de las ideas y del tiempo, porque afecta, no sólo la ideas propias, sino también las de los miembros de toda una sociedad.

En función de mi experiencia como evitar procrastinar

Muchos autores, han manifestados propuestas, casi como dummi, de cómo evitar procrastinar, yo sugiero, las siguientes en función de mi experiencia:

  • Organizar adecuadamente el tiempo, para ello es importante llevar una agenda, la cual concentre actividades importantes que tengan un plazo cercano de finalización.
  • Buscar siempre de enfrentar las situaciones por muy fáciles o difíciles que parezcan; posponer o procrastinar una decisión, por no sentirse preparado -esperando que todo se resuelva por sí solo, termina en que no se hará después.
  • Revisar constantemente, todas las aristas de una decisión y conversarlo con los colaboradores, de manera de buscar ideas, opiniones y formas de emprender o tomar decisiones
  • Cuando se está en actitud de procrastinar una tarea o situación, simplemente paralízate, no hagas nada más, no busques actividades refugios como revisar internet, jugar con un video juego, o peor, desarrollar tareas que van en contra de la actividad que estas procrastinado. Parece un juego, tal vez lo es, pero eso nos obliga a concentrarnos en la tarea en cuestión y asumir la responsabilidad de su ejecución.
  • El único responsable de mis acciones soy yo. No buscar culpables en los demás o en situaciones ajenas, cuando se decide procrastinar la responsabilidad es personal.

Invitación y Reflexión

Espero este artículo sea ilustrativo sobre el verbo procrastinar y sea de utilidad para comprender que sin querer o queriendo podemos ser asesinos de ideas y del tiempo, y que no todo está perdido, puede podemos quedar  absueltos, sólo con realizar acciones específicas que nos ayuden a no ser un procrastinador. Si fue de tu interés, compártelo, será un honor igualmente recibir tus cometarios

Entradas recientes
mostrando 2 comentarios
  • Rubén Rodríguez
    Responder

    Excelente post, me recuerda un curso de capacitación Scout llamado prepro al cual asistí, e introduje esa palabra en una conversación, – como dices es poca usada, tuve que explicarla y me indicaron la buscará en internet.

    De allí en adelante el curso se tornó más interesante, no sólo había una palabra nueva, además nos ayudó como equipo a entender que dejar las cosas para mañana, en un ámbito de equipos eficaces retrasa acciones concretas que te llevan al éxito.

    Así pues como dice el dicho no dejéis para mañana lo que podáis hacer hoy.

  • Danz
    Responder

    Asesinos del tiempo suena genial como titulo de película de acción.

    Para evitar procastinar yo le agregaría la busqueda del equilibrio. Como humanos tenemos habilidades limitadas y en algún momento necesitamos descansar nuestra mente y recargar el tanque de fuerza de voluntad. Conocer nuestros límites puede ayudarnos a planificar una agenda real y mantenernos en nuestro mejor punto de eficiencia.

Dejar un comentario